X

Un último paso

Suscríbete y entérate de ofertas y noticias de nuestros productos.

ENVIAR

Lo sentimos, este correo ya está registrado

ENVÍO COMPLETO

Tus datos se han enviado correctamente

CONTINUAR COMPRA

Error

Todos los campos son obligatorios

BLOG MELISSA

SOSTENIBILIDAD Y MEDIO AMBIENTE / FEB 20 2015

¿ES MELISSA “VERDE”?

La sostenibilidad es un asunto que ha estado guiando las iniciativas en las oficinas y fábricas de Melissa por años. Trabajamos duro para ser totalmente sostenibles; desde su diseño, a través de su producción y luego hasta el consumidor, todo es creado para causar el menor impacto sobre el medio ambiente mediante el uso de los recursos y la tecnología de vanguardia de la investigación.

La materia prima de Melissa es un plástico llamado PVC. Éste es un termoplástico y es 100% reciclable. El tipo particular de PVC en que están hechos los Melissa es el Melflex; éste fue creado y es una marca comercial registrada de Grendene SA ubicada en Brasil (la empresa matriz de Melissa).

El Melflex es versátil, duradero, totalmente reutilizable y extremadamente amable con el medio ambiente sin materiales pesados en su formulación. Además, el producto no es tóxico, es hipoalergénico, libre de crueldad , libre de productos de origen animal y muy cómodo en los pies ya que está hecho con sales minerales a base de zinc y calcio que no es agresivo para la salud. El PVC se considera que es uno de los termoplásticos más sostenibles disponibles.

Todos los productos se desarrollan teniendo en cuenta los más altos estándares de diseño. En otras palabras, el modelo típico Melissa tiene en cuenta poco consumo de energía en la fabricación, una vida útil más larga, la posibilidad de reutilización y la facilidad de desmontaje y reciclado. El hecho de que se hace con un solo material hace que sea aún más fácil. El 99% de los residuos industriales también se recicla incluyendo residuos de pintura, agua de producción y de PVC .

“Si cada persona cambia sus hábitos de vida con el uso consciente del agua y la electricidad, se daría un gran paso. Melissa ya adopta esta práctica y cada vez vamos a estar presentes en la vida de las personas con productos sostenibles”, concluye Pedro Paulo, Gerente General de Melissa.
Por último, pero no menos importante, Grendene y Melissa también consideran el desarrollo humano de todas las comunidades en las que tienen sus plantas industriales, como parte de su compromiso sostenible.

Melissa quiere hacer más y más con cada vez menos: con menos consumo de energía y prácticamente no generación de residuos. Este es el reto del equipo Melissa con el lanzamiento de cada nueva colección. 
Al igual que para ti, el desarrollo sostenible no es sólo una moda,
ni una excepción para Melissa,  
pero es parte de nuestra vida día a día.

COMPARTIR